FESTIVALFFF: Cobertura Festivalfff 2009

04 de septiembre 2009 -

festivalfff091

Dentro del marco de las fiestas de las flores y las frutas de la ciudad de Ambato, se realizo por sexta ocasión el reconocido festival de vanguardia FFF 2009. Evento organizado por el Colectivo Central Dogma, bajo el patrocinio de instituciones públicas y privadas, que tuvo lugar en el Parque Ecológico Luís A. Martínez en el sector de Ficoa.

El día lunes de carnaval es una fecha esperada por todos. No solo es el día de la ronda en Ambato, sino también, el día en que uno de los festivales mejor organizados del país le grita a Ecuador y Latinoamérica, que tenemos vanguardia musical.

Lunes 23 de febrero del 2009,  a las 7H00 AM (mi hora preferida para levantarme los días que no voy a la U), desayuno, recojo mi cámara de fotos, mi inseparable mochila, la lleno de lo esencial, y me dirijo rumbo Ambato. Ya en el Terminal, un amable taxista me cobra la módica suma de un dólar cincuenta para llegar al parque, muy conocido para mí, puesto que he estado en casi todas las ediciones de este festival.

Como se había anunciado hay dos escenarios (Vanguardia Rock y Vanguardia Electro Acústica), algo novedoso en Ecuador, pero según la gente que pudo hablar conmigo, con desacierto, ya que el choque de horarios no permitió disfrutar al máximo las buenas propuestas musicales.

Con respecto al escenario Vanguardia electro acústica, de lo único que puedo hablar, es que en el sonido me encontré a mi buen amigo Kike Jácome (Cafetera Sub), a quien siempre me agrada saludar por su desbordante tranquilidad.

Unos 100 metros hacia abajo, estaba el escenario de Vanguardia Rock, muy grande y lleno de equipos de muy buena calidad. La gente estaba dispersa por todo el parque, algunos buscando sombra para el ardiente sol ambateño, otros armando sus carpas, preguntándose entre ellos, cuando tocan sus bandas preferidas o en otro caso preguntándose “y estos quienes son”.

festivalfff092El festival empezó a la hora señalada. De una manera general me sorprendió ver el desinterés de la gente con algunas bandas. Los encargados de abrir el festival y lidiar con un público muy acalorado fueron los capitalinos Durga Vassago, quienes ofrecieron un show con mucha fuerza, guitarras distorsionadas, voces guturales, dejando en claro que en Ecuador hay metal y del bueno. Durga Vassago nos recordaban que no todo esta escrito en el extenso mundo del metal, ya que se escucho riffs diferentes. Por otro lado los referentes de una batería rápida y pesada, al mismo tiempo nos mostraron el lado más oscuro de la música Quiteña. La presentación no levanto más que a dos o tres personas que estaban cerca pero que a la larga terminaron por ver el show bajo un árbol.

Después de media hora del espectáculo de Durga, era el turno de los Panameños Mabi, (se podría decir que a diferencia de otras entregas del festival, este se caracterizo por sacar el lado más “popero y femenino” del mismo, el escenario brillo por la belleza de tres representantes del indie latinoamericano). Un toque de indie-rock mezclado con varios ritmos tipo new age, le dieron frescura al ambiente, así como para decir “se viene lo bueno”. Unos pocos arrebatos de felicidad en la cara del público, mucha gente sentada, un sol ardiente y un gracias Ecuador, despidió a Mabi que se fue sin pena ni gloria, aunque tocar en un festival latinoamericano de gran exigencia,  es un buen aliciente. Suerte para Mabí.

festivalfff093Los siguientes invitados al escenario y de quienes es característico salvar a los festivales de la decadencia, debido al  aburrimiento, fueron los hoy en día considerados revelación de la zona centro según la Revista Dogma: Los Rampses. Banda salcedense que ha sorprendido a muchos,  participando en varios festivales nacionales y un latinoamericano realizado en Lima Perú. Con una producción a su haber y con tan solo dos años de carrera, en donde el mayor de la banda tiene 22 años, los llamados “niños del reggae”, hicieron bailar  a la masa hambrienta de pogo. Un reggae mezclado con el claro nerviosismo de sus integrantes, iniciaron los primeros bailes del festival. Un ska muy bien logrado con el reciente ingreso de los vientos, atrajeron cual imán a la gente que como hormigas se acerco al escenario hasta hacer un número bastante considerable. Los Rampses se llevaron el orgullo de ser la primera banda del festival y una de las pocas a quienes los hicieron regresar al ritmo de “otra, otra, otra”. Me habría gustado en lo personal que Los Rampses toquen en un puesto mas hacia el final, pero en fin, bien lograda la presentación, una excelente voz que entonaba melodiosas líricas reggae y que ardía en rabia al momento de tocar ska; solos de guitarra envolventes, y una caja que hacia retumbar el parque nos dejaban un buen dub, y un nos vemos pronto.

Hasta ese momento todo bien, listos para recibir a Space Bee de Lima Perú, banda que ha recorrido escenarios muy importantes en varios países. Finalistas de la zona de Combate de MTV y dueños de un estilo increíble. Un bajo bien logrado, marcado por una batería que sonaba más funk que a indie, realzaron la vanguardia latina. Sus canciones, la mayoría en ingles, sonaban en stereo en un FFF sin mayor novedad, nada que pedir a bandas inglesas o americanas. En mi opinión la mejor banda de afuera, lastimosamente el bajo criterio de algunas personas, que gritaban obscenidades a la banda, dio la nota amarga del evento. La gente no presto mucha atención, disfrutaban sentados, el ya perdido descontrol provocado por el ska se encontraba relajado, el interés del público no excedió mis expectativas, pero eso no deterioro el profesionalismo y simpatía de tan buena banda limeña.

Turno de Biorn Borg (BB) banda quiteña, que me recuerda al clásico tipo inconforme [con los organizadores] diciendo  “chi… estos manes solo les hacen tocar a sus panas”. Después de ver a Toño Cepeda en el bajo, quien también tocaría después junto a Can Can,  estaba a punto de decir lo mismo, sin embargo, su presentación fue muy buena. Cambiando mi criterio y creo que el de muchos, (por lo general no soy alguien que escuche ese semi rock con letras muy rosas, que te hablan de lasaña y enjuague bucal). Una voz femenina con fuerza, gran desenvolvimiento en el escenario y al final un bajista que por la euforia empezó a regalar discos sin medirse, dejaron una presentación de muy buen nivel, todavía con un público no tan loco como el que acostumbra el festival.

festivalfff094“Los países siguen siendo unidos como pueblo, no importa si somos venezolanos ecuatorianos, colombianos, la culpa es de dos pendejos….”, Nepentes al escenario, rock punk de Medellín. Hay que resaltar que después de haber estado en festivales como Rock al Parque, Altavoz y diez años de carrera, Nepentes se apuntaba a ser el plato fuerte de un ya lleno Festival. Una voz muy aguda (no muy de mi agrado), un sonido nítido, guitarras enloquecedoras, un batero de experiencia, y miles de almas llenas de una rebeldía extrema, que  se disputaban un bajo que a mitad de la presentación saldría del escenario como un obsequio para el publico ecuatoriano, y que luego terminaría en discordia masiva para ver quién se lo lleva. Fue excelente detalle, aunque incluso hubo agresión física y no podía ser para menos, no era un disco o una camiseta, era un bajo de Nepentes, no me queda mucho que decir de esta  buena banda de Medellín, ya que el respeto se lo ganaron solos, buen dominio del escenario, buena música, buen ambiente, “lujo de presentación”.

Turno de Can Can, (donde canta una de mis divas favoritas: linda voz, mucha simpatía, buena actitud). Estoy seguro que Julio Jaramillo se la gozo allá en el infinito, al escuchar uno de sus temas tocado por Can Can. Fue tan perfecta la presentación, que al estribillo final de Fatalidad, en vez de secuencia, parecía que “Julito” estaba haciendo un jammin con Denisse. El look de su vocalista, me recordaba a una banda llamada “Paramore”, que vi  no hace mucho en MTV: el jean azul, la camiseta blanca, y un coincidencial micrófono fosforescente. La actitud en el escenario increíble, las secuencias perfectas, envolvían a la gente, canciones como UIO y un extenso play list de temas nuevos, confirmaron porque Can Can estaba otra vez en el triple F. Un público muy emocionado con los primeros matices de la caída del sol, saltaba a ritmo de la electroacústica banda Can Can. De muy buen gusto la presentación.

“Sudaka esta sonando en su propia casa”, “Sudakaya Internacional”, el turno de una de las bandas más esperadas del festival. Un lleno total, un juego de luces digno de un festival de esta magnitud. El bajo sonaba al ritmo de la batería y después de una breve espera, sonó “escucha lo que digo”, la gente salto de algarabía al escuchar uno de los temas de Terminal, su más reciente producción. Desde mi punto de vista, tomando en cuenta que soy seguidor del reggae desde que soy niño, Sudakaya a alcanzado un nivel muy elevado musicalmente, dignos representantes de la música Ecuatoriana. Su base rítmica es muy buena y recuerda el camino que están tomando bandas nuevas como Los Rampses que también hacen reggae. Lo difícil de asimilar es catalogarlos de Latín, y ya no de reggae. El toque fue muy profesional, aunque se extraño la presencia de Xavier Muller al frente de los teclados, quien me supongo no toco con Sudakaya, para estar al 100% con Tanque, banda que cerraría el festival. Mucha salsa, toques de ragga, hip hop, rocksteady y por supuesto reggae, confirman lo que muchos dicen, “los veo y los veo y nuca me canso”. Lo que si hay que recalcar es que muchos extrañamos los buenos tiempos de “dale pa´rriba”, o “me opongo”, del Disco Todo Va Bien, producción que los coloco en el sitial que hoy ocupan, pero al final al escuchar “Ciudad fantasma” fue un desenfreno total digno de una banda como Sudakaya.

Ya cuando eran las 19H00 de la noche, mas o menos, y completada la presentación de Sudakaya decidí buscara a mi novia que andaba por ahí, y regresar a mi casa. Estaba muy cansado, me quedo pendiente la salida de Tom Cary, la verdad debió haber estado bueno, eso quedara como duda hasta que alguien me lo diga. Con respecto a Tanque, no habría reseña adecuada para transmitir todo lo que representa escuchar a una de las mejores bandas del país, para eso tendrían que escucharlos en vivo, sino lo han hecho todavía, y así comprenderían el poderío de tan “señora” Banda. Como dirían ellos “Hasta muerte de su titular”, larga vida a uno de los festivales más bonitos del Ecuador.

Por: cosasquehagocuandomeaburro.blogspot.com / Fotos: Dario Granja

 

Comentarios

1 comentario

  • x favooor otro festivalfff como el del 2009 fue un desmadre total mierdaaa tanque can can y todas las bandas fue de lo mejooor x favooor repitan uno asi ¡¡¡¡ se lo suplicoooo seria de lo mejooor ¡¡¡¡