BLOG: Hablas Demasiado / Novela (Recomendación)

15 de diciembre 2009 -

Hablas Demasiado

Juan Fernando Andrade

Novela

Sí, es cierto.  Los que usan corbata sienten (literalmente) un nudo en la garganta, una ligera presión, el ‘ahogo’ de la cotidianidad. Pero a ellos les va bien, triunfan, depositan, ahorran, compran y gastan. Miguel, el personaje principal de la novela, puede ser uno de ellos, sus padres se lo sugieren cada que tienen la oportunidad. Pero él apenas sabe lo que quiere. A los 22, para muchos, la ventana todavía está empañada.

aficheHDLa Universidad terminó rápido. Fueron cuatro años que parecieron uno. Miguel se sentó en las mismas sillas, vio las mismas caras y al final, sin esperarlo, se quedó como el pizarrón que vio durante todo ese tiempo: en blanco. No hizo amigos, tampoco contactos. Le puso el ojo a Clara, su compañera de curso, pero nunca insinuó nada. Es más, casi ni se hablaban. Lo único que tenían en común era el título en Finanzas que obtendrían de la USFQ.  Sin embargo, el último día de clases, ella, la que nunca se le acercó  a pedir ni un esfero, le pide un favor, o, mejor dicho, dos: que la acerque a un lugar y que no haga preguntas.

Así inicia ‘Hablas demasiado’, la primera novela de Juan Fernando Andrade. Se trata de un texto en blue jean, sin corbata y sin palmadas en el hombro. Cercano y sincero; no hay eufemismos ni en la contraportada. Es un ‘Parental Advisory’ a  leguas. Sus personajes son harto reconocibles: miran Mi Bella Genio los domingos, toman en el minimarket de la gasolinera, se rozan con otros en el Trole o en la Ecovía y reciben una serenata con Mariachi en la madrugada. En estas páginas, los padres gritan y pegan, los amigos aligeran el peso y la ciudad, a ratos, se vuelve sordomuda.

Aquí se habla de amor, de ‘ser alguien’, de lanzarse. De decidir cuándo dejar los flotadores y nadar en el lado hondo de la piscina.

Por: Ángel Dimitri.

 
TAGS: