BLOG | Los mejores discos del 2011 según la redacción de Plan Arteria / Por Adrian Balseca

31 de diciembre 2011 -

A pocos días de que termine el año, quienes conforman la redacción de Plan Arteria presentan de forma personal sus mejores discos 2011.

11 | CHARLOTTE GAINSBOURG / Stage Whisper

Volver a trabajar con Beck, ¿Por qué no? Su anterior trabajo IRM, es fantástico y en esta nueva producción la actriz francesa se muestra muy fresca y completa la tribología musical. La heredera del pop francés se muestra clara y precisa al momento de dar mas énfasis a secuencias electrónicas y sencillos arreglos de guitarra.

Como si fuera poco, el álbum incluye un disco grabado en vivo desde el The Webster Theatre de Connecticut, que recoge temas de sus anteriores placas, así como temas inéditos.

“Boy don’t she feel warm tonight every angel’s terrible…”

10 | JUSTICE / Audio Video Disco

No repetirse nunca, esa es la ley bajo la que Justice talla su nuevo mandamiento AVDIO VIDEO DISCO.

Desde que vio la luz su primer LP † (disco que cambiaría la historia de la electrónica), he esperado -créanme que pacientemente- 4 años para la salida de este material.

Mucha agua ha corrido desde entonces y el dúo francés se aleja de su sonido apocalíptico, del nu-rave y los desenfrenados beat´s que los caracterizó, para traer electro rock progresivo.

Temas grabados cómo tracks de rock en un inicio, para posteriormente, ser despedazados y re ensamblados en código electro.

Nuevos sonidos para una nueva civilización.

9 | DESTROYER / Kaputt

Para el viaje ideal, este resulta ser un disco perfecto.

Lo nuevo de Daniel Bajar y su noveno trabajo con el nombre Destroyer. El álbum se logra colar en la lista y llega a ser uno de mis favoritos, desde el emblemático Destroyer’s Rubies del 2006.

La afro americana Sibel Thrasher, aporta a Bajar en los acompañamientos, con tintes acertados de soul que dinamizan el espíritu indie de la propuesta. Ligeramente más artesanal, pausado y atmosférico, Kaputt canaliza el marcado rigor de los vientos, para ir tejiendo en nuestra memoria un sonido ameno e inspirador.

8 | METRONOMY / The English Riviera

¡Cómo gocé este disco! La banda reformulo su propuesta, cambió de integrantes y adoptó un sonido instrumental-análogo sin abandonar del todo lo electro. The English Riviera es en realidad el resultado de repensar la música 8-bits y llevarla a nuevas instancias.

Refrescantes referencias musicales y estéticas, que van desde la ola disco y nu wave de los 70´s, y 80´s, con atípicas composiciones de órganos y sintetizadores a lo Wendy Carlos, nos dan pistas que remiten a un estilo playero cinematográfico muy sofisticado.

Resultado de esto, tres fantásticos videos de los singles que promocionaron este material.

7 | BON IVER / Bon Iver

La portada sugiere la entrada a un paraíso, una cabaña en medio del bosque, un gran lago al fondo, el ingreso a un mundo sorprendente.

Justin Vernon, está en mi rank personal de los jóvenes compositores más versátiles y talentosos de nuestros días. Tan solo es el segundo álbum de esta banda ya posee un sonido característico.

Lleno de capas, una amalgama de sonoridades, con un uso delicado de la instrumentación, empleando recursos sencillos que, tema tras tema, van dibujando un paisaje emocional fortísimo.

Música para el buen vivir.

6 | GOTAN PROJECT / La revancha del tango en cumbia

¿Cómo inaugurar una casa que ya fue habitada? Con una fiesta.

A 10 años del lanzamiento de La Revancha del Tango (¡Ya Basta! Records / XL Recordings), disco que daría la vuelta al tradicional genero porteño, el trío francés invita a varios artistas de la nueva cumbia a remezclar su trabajo.

Bomba Estéreo, King Coya, Frikstailers, El Hijo de la Cumbia, Chancha vía Circuito, entre otros, re-visitan este trabajo armados de cumbé, chicha, reggaeton y los más variados tipos de cumbia, llenan de sabor, baile y fiesta a aquel solemne trabajo.

Un caramelo para los cumbieros intelectuales.

5 | TIMBER TIMBRE / Creep On Creepin’ On

Taylor Kirk líder del proyecto, trae una de las voces más sorprendentes de la escena folk actual (me recuerdan a un joven Elvis Presley, pero con ese eco colérico y demencial de Alan Vega – Suicide). Con este su cuarto disco, Timber Timbre me deja aterrado.

Estos canadienses, poseen un sonido más producido y limpio, pero no por eso menos sombrío, van en busca de las empolvadas atmosferas del twist, del doo-wop, del blues-rock y salen bien librados.

Son géneros a los que éste trabajo le imprime un tinte renovador y propio, sin caer en las gastadas arenas de lo retro o vintage music.

4 | CAMPO / Bajofondo presenta: Campo

El disco más anglo de Latinoamérica, el disco más latino de Norteamérica..
Bajofondo se vuelve a reunir en esta ocasión como banda base, que materializa las ideas de uno de sus integrantes, y uno de los más exquisitos productores de la región, Juan Campodónico (Cuarteto de Nos, Ximena Sariñana, Jorge Drexler).

Grabado en Los Ángeles (Sunset Sound), este material resulta un trabajo colaborativo inteligente, dónde confluyen Martin Rivero, Ellen Arkbro, Drexler o el mismísimo Santaolalla para plantearnos este nuevo sonido.

Así Campo, se abre paso del cansino electrotango de aeropuerto y propone un giro cultural al genero, así como a la música “latina”.

Un delicioso trip subtropical hacia el southeastern side de nuestro continente.

3 | CHRISTINA ROSENVINGE / La Joven Dolores

“La juventud era una extraña enfermedad, que solamente el tiempo nos pudo curar” Así reza el dream-pop, rock desgarrador de La joven Dolores, uno de los discos que más disfruté y me llamó este año.

Delicados arreglos y nostálgicas liricas de relaciones complejas, de amor, de ansiedad por vivir, de pubertad y adultez; de sueños, de vacilación constante, de esa construcción de un eros en jaque.

Las colaboraciones de Steve Shelley (baterista de Sonic Youth), los coros de Benjamín Biolay, los teclados de Georgia Hubley (Yo la Tengo) y la producción musical de su pareja Lee Ranaldo (guitarrista de Sonic Youth) le van muy bien a la propuesta de la española.

Vale destacar el espectacular arte del disco a cargo de Hort (quien visitó el país en el 2010 gracias a la gestión de MUCA), que le da un consecuente aire de “cuento de hadas” a este trabajo.

2 | PJ HARVEY / Let England Shake

El 2011 estará presente como un año de levantamientos políticos alrededor del mundo. Let England Shake no es el soundtrack de este fervor, mucho menos Harvey busca un relato-retrato social de las revueltas mundiales, pero sin duda éste es un álbum político, muy crítico, doloroso y cuestionador.

El fotógrafo Seamus Murphy refuerza estas ideas con la realización de 12 filmes cortos (uno por track) alrededor de Inglaterra, dónde vemos la magnifica interpretación de los temas, mientras las imágenes nos van poniendo en duda las nociones de territorio e identidad.

Harvey regresa más directa que nunca, con mucha potencia lirica y un trabajo instrumental sobrecogedor, donde preguntas cómo “How is our glorious country sown?… What is the glorious fruit of our land?…” nos quedan flotando.

1 | DAVID LYNCH / Crazy clown time

El proyecto más sinuoso y el álbum más complejo de reseñar en este listado.

Crazy Clown Time es una apuesta cínica a la contemporaneidad, al show business, a la religión, a la construcción del pensamiento, al psicoanálisis, al progreso. Cargado de guiños a la música de los 50´s, lleno de blues, dark wave, distorsión, trip-hop, algo de electro-pop, silencios y momentos oníricos.
Lynch con ocho trabajos discográficos editados (entre soundtracks, tributos y proyectos experimentales) bajo su sello David Lynch Music Company escupe este, su primer trabajo en solitario.
Su carrera y su propuesta, han estado intrínsecamente relacionadas a la música. Ha colaborado con Interpol, Lou Reed, Danger Mouse, Underworld, Sparklehorse, entre otros como Karen O (yeah yeah yeahs) quien colabora para este LP.
Crazy Clown Time así como el álbum Twin Peaks Archive, dan cuenta de esta fuerte relación musical-cinematográfica.

Un disco que no debe pasar desapercibido, en estos tiempos locos y burlescos.

Por: Adrian Balseca