BE KIND REWIND: Una tarde-noche con la nueva-vieja formación de The Cassettes

maluqui01
Resulta que yo creé y medio manejé a The Cassettes pero no tengo idea de qué pasó con la banda y sus exmiembros desde 2010, cuando empecé a ser manager de mi familia. Queridos lectores, como sabrán –creo-, The Cassettes cambió de integrantes en 2009 y seguramente vieron a aquella nueva alineación en el EXTRA, el Quitofest, Granados en pijamas, La Revista y cualquier otro medio de comunicación conocido por el hombre. Hoy, gracias a la magia de Skype, puedo sentarme un rato y rebobinar el cassette con Liberti Nuques [Linda], Angela Peñaherrera y Mariuxi Fernández [Diu], integrantes fundadoras del grupo, que tocó el pasado 29 de marzo un show de… ¿regreso?

PD. Me olvidé de avisarle a El Gordo.

Hola. Diu y Linda, ¿qué hubo después de The Cassettes? Volví a ver a Liberti en el concierto del 29 de marzo y Diu, lo que sé es que ahora vives con 25 gatos.
L:
Yo me fui a vivir a Argentina y conocí al skate, el amor de mi vida.

¿Habías hecho skate antes? ¿O se te abrió el cielo y un skate bajo y te diste cuenta de tu verdadera pasión?
L: Andaba por el Barrio del Seguro cuando tenía 12 años, pero era la única mujer y era muy decepcionante. Luego por cosas de la vida trabajé en la Bond Street [una galería de locales de skate, punk, tatuajes en Buenos Aires] vendiendo tablas de skate y me vi involucrada al segundo.

¿Qué era muy decepcionante? ¿Tú haciendo skate o el hecho de que eras la única mujer que patinaba?
L: Lo de que era la única mujer.

¿En Argentina tenías noticias de tu exbanda?
L: Not a clue. Solo me habían dicho de un video en MTV que nunca pude ver.

Creo que poco después lo subieron a YouTube.
L: No, no lo vi porque no podía verlo. Había algo que no me dejaba aceptar que Cassettes seguía sin mí.
Angela: Emo.

¿Nunca pensaste “chucha, yo debería estar en ese video”?
L: No, yo vivía en otra burbuja. Yo iba a conciertos y esa era mi relación con la música. Vi a mis bandas favoritas: Sonic Youth, LIERS [una banda de chicas de Argentina], La Mala Rodríguez…

¿Hiciste música en Argentina?
L: No, me alejé de la música. O sea, de crear música. Para andar escucho música y te repito, fui a muchos conciertos. El skate ocupa mucho de mi tiempo.

¿O sea qué eres profesional? ¿Saliste en Thrasher?
L: Yo solo ando porque lo disfruto. O sea, ando turro. Soy “poser”, jajaja. Paro. Amo el skate. Conocí al skate y mi vida cambió para siempre.
A: Rocket Power.

Bueno, pero igual andas. No me lo digas a mí, que tengo colgada en mi cuarto una reedición de una tabla VISION Mark Gonzales de 1986, solo porque me gusta.
¿Qué tal haber regresado a tocar? No creí volver a verlas. Aunque muchos grupos dice que no van a tocar nunca más y luego se reúnen.
A: ¡Diu, te invoco!
Mariuxi: Hey.
A: Miau
M: Salió mejor el ensayo del día anterior a la tocada, jajaja… Pero lo disfruté.
L: True.
A: Es que no contabas con “la calore”.
M: Y que se repita…
A: Sentía que todo se me resbalaba del sudor.
M: Y otros problemas de producción: se me bajó el cierre, pero nadie se dio cuenta, jajaja.

Sonara dramático pero, ¿sintieron los años encima? Quiero decir, la última vez que vi a Liberti, aún no era mayor de edad.
A: Pues yo andaba sin tocar un año.
L: Yo me siento mucho más joven que cuando hacíamos Cassettes.

Es que vivías como estrella del rock.
L: Claro, ahora soy deportista del rock.
M: ¡Jua jua!
A: Con la experiencia que tuve de tocar más tiempo sentí que podía moverme más, pero aún así se me fueron errores turros, jajaja.
L: Sí, te vi más suelta. Ahora disfrutas más tocar en vivo. A mí me pareció que era lo mismo que antes, pero con la seguridad de tener años en las tablas.
A: Es que es chévere sentir esa energía.
M: Menos es más…. Yo no me muevo. Además que me caería.
L: Fue el concierto que me gusto más.
A: Jajaja, es que Diu toca virtuosamente.
M: Yo cabeceo.
A: Headbanging.

Creo que tuvo un sabor especial. Nada más falto mi hermana tirando confeti.
A: Exacto.
L: That’s right, baby!

Diu, ¿tú no haces música con El Gordo? ¿Vicky Robot? Estoy esperando que toquen como desde hace dos años.
M: Jajaja… ¡Así como Kelly Kapowski! Bueno, la idea no era tocar, sino crear… Además que no disponemos de tiempo.
L: ¿Puedo hablar por El Gordo?

Angela, ¿extrañabas a El Gordo, Diu y Liberti?
A: Sí y no. Extrañaba componer con ellos: cuando estábamos los originales, las cosas fluían. Era como que, estábamos ensayando y por ahí, alguien entre canción hacía algo y salía otra canción. La química me encantaba y me emocionaba full…
L: Le dio epilepsia a mi computador.
A: …hasta podía escribir letras de canciones. Liberti siempre tenía una manera de escribir súper descomplicada. Y yo metía ahí mi orden, casi a lo nazi.

Eras el Johnny Ramone del grupo.
L: ¡Johnny Ramone!
A: Exacto.
M: Nerds.

¿Y cómo era la cosa con las “nuevas”? ¿Dónde las conociste? Solo recuerdo que vinieron con Nata a mi casa cuando recién entró al grupo y comimos muchines. Por cierto, no hemos mencionado a Javier. Siento que está en una especie de limbo.
A: Con Gaby era chévere componer porque ella ya llevaba tiempo en la nota de la música; Andrea recién estaba empezando y Nata era newbie completa. A Nata me la presento Carolina Oñate; Andrea vino de una audición que organizamos con Javier, y Gaby -que antes ya había hecho una audición para nosotros- vino como conocida de Andrea.
Con las nuevas solo se hizo una canción ["El perro y la llanta"]. Y entre Andrea y Gaby creemos que fue porque había buena química entre nosotras tres.

Algo que siempre me llamo la atención fue eso, precisamente, que Cassettes no tenía temas nuevos.
A: Pues sí, la dirección fue cambiando. Eran más importantes las fotos, el marketing, las redes sociales, las entrevistas; aparecer en conciertos, TV, radio y grabar lo que ya había.

Pero todo eso ayudaba al grupo a hacerse conocido, ¿no? ¿No era eso lo que tú deseabas?
A: Todo músico desea que su grupo sea conocido, pero llegamos al punto de que no podíamos producir nada nuevo. Nos distanciamos, hubo conflictos internos. Andrea, Gaby y yo estábamos hartas de las entrevistas. Solo queríamos sentarnos entre nosotras a tocar y tratar de sacar algo nuevo, pero había muchos factores que afectaban la química del grupo.

Me sorprendí cuando se separaron. Se las veía tan felices en la TV. Yo llegué a creer que The Cassettes era uno de los grupos más grandes de Ecuador y de repente, boom!: una separación digna de Fleetwood Mac.
¿Por qué nadie nunca dijo, “a ver, dejemos un lado la farándula y hagamos música”? ¿Por qué directamente decidieron dejar de tocar juntas?

A: Lo hicimos, pero había presión de hacer bomba ya. Todos nos decían “aguanten, que ya falta poco”.
L: Yo cuando me enteré que estaban las mismas canciones, no quise escuchar nada.

En nuestro país, la gente no pregunta “qué fue primero, ¿el huevo o la gallina?”, sino, “¿se puede vivir de la música?” ¿En algún momento pensaron que efectivamente podían hacerlo?
A: De ley. Yo renuncie a mi trabajo por eso. Pensábamos que podíamos lograrlo, pero después de tanto billete invertido y tanta mala onda, ya ninguna soporto más. Teníamos familias, trabajos, vidas que habíamos dejado de lado por algo que ya se nos hacía desagradable, por ser el grupo pop que debe pegar.

¿Pegaron? ¿Hubo algún tema en los más pedidos en la radio o TV? ¿Qué tal las ventas del disco?
A: Pegaba pero en otro target. Algunas personas que nos seguían desde antes, nos dejaron de seguir. Eso sí, tuvimos más “muchachada” siguiéndonos, jajaja. La más pedida siempre fue “Arnold Stallone”; era la más conocida por el video y porque la rodamos bastante en radios. Nata ahí se lució como “marketera” y promotora. La venta de los discos en el concierto de lanzamiento fue buena: como 250 en una noche. Claro, ese número es insignificante comparado a un mercado general; además, esa noche lo tuvimos a un dólar. En general, quedamos endeudadas; siempre poníamos y poníamos dinero y vimos unos 25 dólares en algún momento, pero no más. Eso también era muy frustrante: si algo se ganaba, se reinvertía en la banda, pero nunca se llegó a un balance. Simplemente ya no podíamos mantener la banda, aparte que debíamos trabajar para ganar billete para la banda y llegamos a un punto en que tener la banda no nos dejaba trabajar.

Voy a toser para aprovechar y volver a decir: “Por cierto, no hemos mencionado a Javier. Siento que está en una especie de limbo”.
A: Yo siempre creí que en el momento en que Diu, Javier y Liberti se fueron a vivir juntos, en una misma casa, todo se iría a la mierda.
L: :)
A: Jajaja, por eso botamos a Liberti. Por eso también se fue Diu; había tensión con Javier, por la convivencia. Estoy tratando de buscar el mail que Diu mando el día que se fue. Me rompió el corazón :( .

Una pana que tocaba en un grupo “de chicas” que ya se separó me dijo “NUNCA MÁS VUELVO A TRABAJAR CON MUJERES, ES MUY COMPLICADO” ¿Qué piensan? ¿Qué es lo bueno o malo de tocar con chicas? Se pueden prestar la ropa.
A:
Mmm… Siempre he tocado con mayoría de mujeres. Solo en la iglesia era la única mujer, y no era tan chévere.
L: Yo sé que con chicas todo es más divertido.
A: Es más chévere chicas. Siempre hay bandas de solo chicos porque se entienden entre ellos. Entre chicas también es fácil entenderse.

A mí no me gusta la idea de la banda “de chicas”. Pienso que es una etiqueta que no te puedes sacar nunca, como si eso te hace tocar mejor que otros grupos que no son “de chicas”. Como que fuera otro género del rock. De paso, algunos de mis héroes [Blondie, The Cramps, The Germs, X y un largo etcétera], son bandas mixtas.
A:
No pues, simplemente es más fácil entenderse. Bueno, me entiendo con unas y con otras no. Lo de ser banda de mujeres, la verdad a mí no me mueve mucho. Solo es ser una banda.

Exacto, eso no te debería definir.
A: Claro que para el público es como que “woooooow!”.
L: Para mí es una motivación ver chicas andando.
A: Claro, eso sí.

Sí, de acuerdo. A mí también me gusta ver nuevas ingenieras agrónomas. Y como siempre digo, haber visto a Rossana Comelobos fue una revelación. Desde ahí supe que ya nada sería igual.
A: Oigan, creo que mejor hubiera sido hablado, jajaja.

Ni “gaver”. Hubiera necesitado una grabadora y al menos dos horas.
A: LLEVAMOS 2 HORAS

[7:54:59 PM] *** Liberti Nuques ha agregado a Jorge Cabezas a este chat ***

Lo dejamos aquí. ¿Se puede saber por qué Diu no paró bola?
L: Ella esta fumando y escribiendo. O fuma o escribe.

Que escriba “fumada”, mejor.
L: Qué pereza. Además, yo estoy de copiloto aquí en esta nave, y la puedo pilotear.
M: Lo que pasa es que como hablaron tanto, las preguntas quedaron muy arriba…. Y me parecía más entretenido leer. Disculpa si te hice perder el tiempo Maluqui, pero no hay nada interesante en mis palabras. Yo aburro.

No creo. Me hubiera interesado leerte. Pero en fin.
Jorge: Pilas para organizar una tarde de piscina y bielas acá en mi casa.
L: ¡Belleza!
M: ¡Bien!

 
TAGS: