Fruta y Junot

07 de mayo 2013 -

Entró y aplaudí. Se sentó y lo miré. Habló y me reí; de él, de mí, del resto. Salí del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, regresé a mi casa, leí un relato suyo y volví a aplaudir (mentalmente) y a reír. Junot Díaz pertenece a la especie evolucionada de personas que no se toman en serio a sí mismas. El 4 de mayo dio un charla titulada Nerds, Reggaetón y Superhéroes. De lo segundo no habló, pero opinó sobre otros temas. Las carcajadas y la lluvia fueron porque, con un español comprensible, el ganador del Pulitzer dijo esto:

junot

- Que los gringos le han heredado a República Dominicana, su país natal, tres cosas: resorts, malls y bases militares.

- Que en Latinoamérica todavía no se entiende qué es El Caribe.

- Que los hombres resuelven sus problemas con culo. Si tienen problemas económicos, buscan un culo (de jeva). Si no tienen trabajo,  quieren culo. “El nivel de problemas de un hombre se mide por la cantidad de culo que busca. Es una manera para evitar conocerse él mismo”.

- Que existe un tipo de violencia, una enfermedad mundial, conocida como  White supremacy. Es decir: la creencia de que lo blanco es lo único que vale.

- Que le dolería si un hijo suyo quisiera blanquearse la piel, ser menos negro.

- Que él tiene el aspecto de un paquistaní raro.

 

- Que en su familia, como es el único vinculado con el arte, dicen que es medio maricón.

- Que en el mundo ya hay suficientes peloteros (futbolistas), que hay que hacer circular otros referentes. (Aquí mencionó a Óscar, el  personaje-antihéroe de su novela La maravillosa vida breve de Óscar Wao, que es lo contrario a lo que se esperaría de un ‘hombre’: “No es violento, le va mal con las chicas, no es deportista, le gusta leer”.

- Que antes ser nerd no era tan cool como ahora. “Ahora todo el mundo publica en Facebook que es nerd”.

Otra masculinidad, nerds, identidad, amor propio y ajeno. Ya con esto, el anuncio se escribe solo: coma fruta y lea, con subrayador en mano, a Junot Díaz.