Pescando salmones: Entrevista a Calamaro

10 de junio 2013 -

pescandosalmones

Me enteré que Andrés Calamaro tiene la costumbre, desde hace años, de proponer entrevistas a los medios de comunicación escritos mediante preguntas por correo electrónico un par de semanas antes de llegar al país donde dará un concierto (acá será el sábado 15 de junio). Esta vez no sería la excepción y tuve la oportunidad de entrevistarle mediante un ‘mail’ para el medio de comunicación en el que trabajo.

Debo confesar que no soy el más fanático del ‘Salmón’ pero sí me gusta mucho su música y cuando escucho ‘Media Verónica’ o ‘Elvis está vivo’ pienso en que el tipo tiene guardada una terrible melancolía en algún lugar de su alborotado cabello.

Antes de aventurarme a preguntarle algo a Calamaro me pareció justo ‘entrevistar’ primero a mi pana y músico también Sebastián Naranjo, quien creo que es una de las personas que más sabe del bonaerense, la entrevista se la dedico a él pues, faltaba menos. Este texto ahora lo muestro entero ya que el día en que se publicó tuve que cortarlo un poco por falta de espacio, cosas del periodismo…

Tengo la impresión de que no toca tanto teclado como antes, y se ha pasado más a la guitarra. ¿Por qué?

En esta gira toco mucho piano, y sentado. Me gusta la guitarra y también puedo tocar mis canciones en una (guitarra) pero tengo mayores habilidades en el piano, estoy empatando con German Wiedmeier que es un pianista delicioso, compartimos el órgano Hammond y el piano.

Es notable la gran cantidad de ‘tuits’ que publica a diario ¿Qué tan metido está con las redes sociales y, desde su perspectiva, cómo ha influido esto en la industria musical o en usted como músico?

Casi todo lo que mando son links para escuchar música, respondo al clamor internauta. Subí 2.000 canciones (2021 ahora mismo) a través de www.soundcloud.com/a-k-25 y este año llegamos al millón de visitas. El escándalo, según entiendo yo, es que periódicos, así como programas de radio y TV, usen el ‘tweety’ como fuente noticiosa, eso es la aberración; un comentario de dos renglones de ocio escrito no debería llamar la atención, ni siquiera tengo una cuenta verificada como autentica. Todo lo que subo es música o es mi palabra.

La trilogía del sonido ‘Salmón’ para muchos es ‘Alta suciedad/Honestidad/La lengua’. ¿Hay otro triángulo por ahí?

Sigo pensando que los discos son redondos, o deberían serlo.

¿De dónde salió el concepto del ‘salmón’?

No existe un concepto Salmón, éramos nosotros escribiendo canciones y grabándolas en un casete, sin el más mínimo rigor profesional. Después reconvertí cien de esas grabaciones en un disco, un mega álbum. Trabajo que hice en un estudio donde lo que importaba era terminar un centenar de ‘tracks’.

Bersuit estuvo con usted una época. Ahora que ellos no tienen vocalista pero han explotado sus talentos individuales, ¿haría un ‘súper disco’ con Bersuit?

Estoy haciendo un súper disco con Cachorro López.

¿Qué opinas de la nueva música ‘indie’ y su influencia en bandas de Latinoamérica?

Es un término engañoso pero entiendo a que se refiere usted. Hay discos notables con espíritu, o sonido ‘indie’. No sé si ‘indie’ también abarca a artistas como Josh Pearson o Rufus Wainwgright, lógicamente el ‘indie’ no suena como antes, que se asociaba inmediatamente con sonidos punk o de ‘garage’. A veces creo que la diferencia está en los pantalones: Levis gastados para los ‘indies’ y pantalones negros para los ‘rockeros’ de la vieja escuela.

¿Lo ‘indie’ es la contraparte de lo comercial o es la contraparte que se volvió amablemente comercial?

Eso está en la conciencia de cada uno, nosotros estamos para amar la música, hablar de lo que nos gusta, la música que no nos gusta no la escuchamos; nadie nos obliga a escuchar música si no nos gusta, entonces criticar se convierte en un asunto no musical, y eso deteriora la calidad del debate.

¿Si fuera adolescente en este momento, sería un ‘hipster’?

Los griegos consideraban la adolescencia un periodo que se extendía hasta los cincuenta años. No fui ‘hipster’, me gustaba el rock, y el cine. Era un joven políticamente incorrecto en un momento donde también había que mantenerse cuerdo y en equilibrio y vivo, mayormente. En aquella época lo que considerábamos políticamente correcto, es el incorrecto de la actualidad. El mundo al revés.

¿Cuál sería su alineación para una ‘Superbanda’?

Ahora mismo tengo una superabunda, en Argentina estos (de mi cuadrilla) son los mejores. Supongo que una superbanda harían Jimi Hendrix, Jaco Pastorius, John Bonham, Héctor Lavoe, Skrillex y El Cigala.

¿Los años pesan con la música o la música pesa más con los años?

La música pesa más, pero tampoco crea usted que pesa demasiado. Crear y representar a la música es un don que nos han dado para nuestro sacrificio, no para nuestra vanidad. Lo que pesa es cargar los equipos.

¿Que guitarra se rompe más fácilmente o cuál le gustaría romper?

No quiero romper más ninguna guitarra, le queda a uno una sensación bastante horrible.

¿Por qué los Rodríguez se llamaron Rodríguez y no Los González?

El ‘Rodríguez’ es un personaje mítico del costumbrismo español, bien reflejado en el cine por el actor Alfredo Landa; es el padre de familia que se queda solo en las vacaciones y cree que va a vivir una fiesta permanente y nunca ocurre. Eso es ‘estar de Rodríguez’ en su patética forma, que es como se entiende. El nombre perfecto hubiera sido ‘De Rodríguez’.

¿Qué es lo más raro que ha autografiado?

Creo que lo más raro es darles la mano a doscientas personas seguidas, un obsesivo de los gérmenes se volvería loco.

Serú nació haciendo un disco en el 78’ que inventaba neologismos (Eu parlo Gisofania). El flaco Spinetta narró su delirio Artaudiano, sin secuela. ¿Alguna vez le gustaría retomar retazos de muñecos viejos con que ya nadie juega y armar con eso un disco?

Letras menos “explícitas” sí, me gustaría mucho, claro, buscando un mayor rigor poético.

¿Beatles, Floyd, Serú, Krimson ya tuvieron su tiempo?

La música no envejece, puede olvidarse o sonar anticuada, pero yo sigo escuchando los Beatles, incluso, con más placer que antes. No me diga que ya pasó el tiempo de John Coltrane y Led Zeppelin porque no le creo.

Les Luthiers va por los 50 años. ¿Los conociste mucho? ¿Hubieras sido uno de ellos?

Yo era la mascota, el cuñado enano de Carlitos Núñez. Era de la familia de Les Luthiers, los habré visto millares de veces.

Si fueras un Beatle, ¿qué número de Beatle serías?

El quinto es George Martin, el séptimo es Billy Preston y el octavo es Dios. Los músicos escuchamos Beatles y queremos ser Rolling Stones.

¿Tocarías con alguna banda que haga ‘Tributo a Calamaro’?

Seguro: nosotros (esta banda), también intenta tributar con honores este repertorio. Algunas de esas bandas suenan muy bien y hay músicos que hacen versiones originales y meritorias de mis canciones.

Un amigo que interpretaba tus temas, mientras cantaba ‘Los chicos’, dijo que la canción era perfecta para irse al infierno y que tocando ‘Highway to hell’ no se encontraba ni con El flaco, ni a Mercedes, Badia, Otero, Moro y todos los que se fueron antes. ¿Que opinas?

Que me hizo un homenaje bellísimo. Me ha dejado usted sin palabras.

Cantaste tangos y la gente empezó a escucharlos más, crees que fue pura coincidencia o ¿estabas en el lugar preciso en el momento preciso?

Creo que había un auge del tango ocurriendo, nuevos músicos, algunas orquestas, homenajes varios, un reconocimiento. Yo siempre quise, y sigo queriendo, grabar el extenso y divino repertorio argentino y americano, el folklore, el tango y los ritmos populares.

Háblame del disco y la gira ‘Bohemio’.

Hoy escuche el disco casi terminado, y es muy bueno. Cachorro López y su conciencia pura le puso corazón y oficio y tenemos buenas canciones. Un disco épico, confesional, gracioso, valiente, heroico. La gira acaba de empezar y muy bien, con ‘Duende’ en el escenario. Gustar y gustarse… el mejor principio.

Parte de esta entrevista fue publicada en Diario La Hora el martes 14 de mayo de 2013