Elia | Sentir

07 de noviembre 2014 -

eliaIgnacio Izquierdo, Elia Liut, o viceversa, o Elia simplemente, no me queda claro. Es complicado de definir en términos de latitud o longitud, ya que ha pasado su vida viajando, a momentos agregado a una vida diplomática, o desagregado de ella, esos detalles personales no se saben.

Ignacio  fue vocalista y guitarrista en Motozen, banda independiente quiteña que no duró demasiado, pero que seguro será recordada por mas de uno.

Eso fue a inicios de esta década y diablos pasa el tiempo rápido, la gente tiene hijos, se casa, se muda de continente, como él, que decidió radicarse en Seattle, ciudad de la que supongo sería inútil hablar, excepto quizá para cierta porción de gente nacida post CD, y apenas pre iPod (el iPod también es una reliquia ya, uf…)

Después de la separación de Motozen, Ignacio siguió componiendo sus temas, en una vena mucho mas folk y suave, sin embargo para nada contradictoria a la propuesta de su anterior banda, simplemente su parte del aporte iba por unas sonoridades mas melancólicas y redondeadas, las que ha ido madurando en solitario. Algunas veces que ha visitado el país, nos presentó unos cuantos temas en vivo y grabados con músicos ecuatorianos que tuvieron mas o menos acogida en un medio en que es muy difícil medir eso, en que además, entender la relevancia de un músico y una banda es una labor que puede pasar de titánica a excesivamente difusa.

El EP “Sentir” salió el, martes 4 de Noviembre del 2014, después de una campaña de “crowdfunding” a la que sinceramente, olvidé aportar. El disco no esta  mal, en muchos sentidos funciona, y en los que no funciona, bueno, a alguno le funcionará…

En general es un disco ligero, aéreo, supongo que es parte del sentido de tener como nombre artístico el del gran precursor de la aviación ecuatoriana, que italiano o no, voló aquí y no allá. Coherente con su portada, que es muy buena, la foto aérea de las montañas, el nombre, un ligero borde rosa, no mas, no menos, un ejercicio de aviación y simpleza.

La instrumentación es sencilla, pero acompaña la idea del espacio abierto, todo suena un poquito lejano y melancólico, lo que refuerza el concepto y asumo que un súper acierto del productor Steven Aguilar (que tiene algunos nombres grandes, como Dave Mathews Band, Moby, Telekinesis, esta ultima,  banda del baterista del disco, Benjamin Lerner) haber mantenido esa simpleza, tomando en cuenta que todos los instrumentos son tocados por Izquierdo, excepto el bajo en “Vacío”, tocado con muy buen groove por el mismo Aguilar.

La primera vez que  oí el EP, lo odie prematuramente, porque me pareció sobre cantado, exagerado vocalmente y definitivamente lo es. Inicialmente este acartonamiento o sobre canto, me parecía una traición a un concepto tan sencillo y pristino.  Es verdad que ganaría el conjunto con un canto un poquito mas natural, menos impostado, pero, en esencia bueno, esta bien, no es perfecto, pero tiene la virtud de construir melodías. Escuchando de nuevo y con mas calma, me da la impresión que lo sobre juzgué un poco de más.

En un sentido más técnico la capacidad de mantener una melodía y una afinación correcta, es un plus sobre el que obviamente ha trabajado. Sin embargo. hay un tema en que realmente la voz y la impostación están muy exageradas, por demás,  “Vacío”. Es una pena, porque el bajo realmente se mueve bien, la batería absurdamente comprimida le da onda y ambiente, y hay algo de misterio en todo, pero la voz realmente destruye el disfrute, tema arruinado por el sobre canto, justo a la mitad. Ojalá que en el futuro se busque el balance.

En algunos pasajes los arreglos son demasiado ingenuos, pero en general se compensan con algún bonito coro / valle sonoro, que trae gratas sensaciones.

No se si las letras realmente importan, parecen chéveres, parecen mantras con o sin sentido de acuerdo a lo que uno quiera oír. ¿Necesitamos más?… probablemente si, pero tampoco es obligación ser un gran letrista, el punto es conectar.

En este EP hay un acto de crecimiento musical que ojala pueda trascender. No voy a entrar a la discusión de si es muy genérico, alienado y anglosajón, etc. porque francamente no me importa por un lado y por el otro a nadie le importa mientras las canciones sean buenas.  Me quedé pensando qué tal hubiera sido con 7 u 8 canciónes más. Definitivamente soy un tipo de LP.

“Sentir” se encuantra en su canal de Bandcamp (El de ELIA)

Elia es:
Ignacio Izquierdo en guitarras, bajo, sintetizador

Músicos invitados:
Benjamin Lerner en la batería
Steve Aguilar en el bajo (Vacío)