MUSCARIA: El Regreso de La Bestia

04 de septiembre 2009 -

muscaria

En el estudio Si Sostenido, a pocos días de terminar la mezcla y masterización de su cuarto trabajo, Muscaria habló con Plan Arteria sobre “Perdura”. La nueva producción de la banda, luego de una pausa de 4 años.

Desde el lanzamiento de su Ep “Conductor de Comportamiento” en 2003, Muscaria  vivió momentos intensos.  Logros que marcaron historia dentro del rock ecuatoriano: posicionarse en el Top20 de videos mas rotados en MTV, realizar una gira por gran parte de Latinoamérica tocando en uno de los festivales más grandes de Chile o encabezar el A.N.I.M.A.L fest en Perú. Sin embargo, durante este periodo también hubieron momentos de quiebre: la alineación de la banda sufrió varios cambios por incompatibilidad creativa y problemas de salud; provocando un estancamiento total.

Ahora, la banda comienza una nueva etapa con Juan Posso en la batería, Nicolás Pachano en la guitarra y Luiggy Cordovez en el bajo y voz. Así, mientras en el estudio el técnico de sonido Jero Cilveti bajo la juiciosa  supervisión de Andrés Giménez (A.N.I.M.A.L, D-mente) realizan los últimos arreglos en la mezcla de voces del tema “eres o no eres”. Luís Fernando Cordovez toma  un receso para hablarnos sobre las canciones de “Perdura”, la producción del disco, y el sentimiento que representa  volver  a ser parte de la escena quiteña.

Muscaria regresa luego de cuatro años, te veo muy emocionados por el disco

Estamos emocionados, hay razones para estarlo. El disco esta quedando increíble, tiene una calidad que era la que queríamos. Luego de estar un buen tiempo fuera de la escena  volvemos con algo que en realidad represente al Ecuador afuera. Esperamos que la gente oiga el disco y digan: estos manes se pasaron cuatro años en realidad madurando.

Muscaria2En los últimos conciertos de la banda se han podido escuchar los nuevos temas de “Perdura”. Musicalmente suena diferente al Muscaria antiguo. ¿Cómo definirías el nuevo camino musical que ha tomado la banda?

La raíz del disco parte de una composición súper espontánea. Son canciones muy hardcoreras. Música que tenía ganas de hacer hace muchos años, pero no la hice porque todavía no maduraba, quería hacer cosas que pensaba iban a pegar en ese momento o estaba simplemente con otras influencias. Ahora, con el tiempo, he vuelto a escuchar hardcore como oía antes de grabar el “Combatiendo Apatía”.
Musicalmente explora desde el death  hasta el punk más primario. Tienen canciones muy hardcore/punk y al mismo tiempo canciones que te pueden sonar a Fear Factory, pero sin dejar de tener su toque  hardcore. Nos abrimos mucho a las influencias anteriores de la banda: Bioharzard, Machine Head, Sepultura, Madball, Agnostic front… bandas que marcaron un sonido, que era música que oíamos cuando empezamos, fusionadas con el metal que escucho como Six Feet Under y Slayer.
Tuvimos mucho cuidado para que no cayera en un sonido metalcore. No tengo nada en contra, pero no queríamos hacer un disco de metalcore.
Logramos un buen resultado: primero un sonido muy autentico, que suene muy Muscaria, y que no suene a eso actual, al común denominador de las bandas. Queríamos darle a la gente algo más interesante, algo más fresco para los oídos.
“Perdura” es quizás un disco que debió ser el primer material de la banda porque es el más pesado, gutural y brutal. No es el típico disco de Muscaria.

Háblanos sobre “Perdura”. ¿Cuántos temas va a tener?, ¿En dónde lo grabaron y produjeron?

Todo el disco quisimos que sea hecho en Ecuador. Esta fue una idea que nosotros la planteamos a Andrés desde el comienzo. El acepto, con el propósito de poder demostrar hacia fuera, de que aquí en Ecuador si se pueden hacer cosas de calidad. Estamos tratando de manejarnos por estándares súper  profesionales que Andrés los conoce. El disco está casi terminado.
Lo hemos compuesto y pre-producido en el Red room, que es mi sala de ensayos. Desde el comienzo la idea era grabarlo aquí en Si Sostenido, por todo los equipos increíbles que manejan.
“Perdura” tiene un intro y  once temas. Ahora no tenemos ninguna balada, ni rapiada, ni reggae, ningún funk. Son once canciones de puro metal pesado; puras voces guturales las cuales me he sacado la madre para que suenen bien logradas. Técnicamente es el mejor disco tocado. En cuanto a la música, es el más crudo.
El diseño lo hace ‘Copo’ ya que nosotros tenemos un gusto muy tatto, y queríamos tener algo que se asemeje a eso; por lo que el arte va a ser algo muy interesante.
Estamos conversando con contactos de Argentina,  Perú, Venezuela, y Colombia para ver si se lo edita en esos países. Gracias a Dios la gente después de la gira se quedo con un buen recuerdo de Muscaria, entonces hay varias personas interesadas.
Creo que hemos dejado mucho tiempo a nuestros fans olvidados, entonces ahora estamos muy concentrados en sacar este disco, venderlo aquí y hacer base. Tocar mucho en Cuenca, en Guayaquil, en Quito… Volver a ser parte de la gente y que la gente sea parte de nosotros otra vez.

Muscaria3Dentro de la historia de Muscaria, siempre estuvo muy presente Andrés Giménez y A.N.I.M.A.L. Desde el momento en que fue la primera banda internacional con la que compartieron escenario en la plaza Belmonte en 1998; hasta ahora, que Andrés Giménez esta produciendo su disco. ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con él?

Trabajar con Andrés para mí ha sido algo impresionante. Un sueño hecho realidad. Imagínate, yo me levanto todos los días y voy a despertarlo, ya que esta durmiendo en un departamento detrás de mi casa. Es algo increíble.
El es una persona que desde que lo conocí en el 98, me emano una vibra muy humilde, sencilla y descomplicada. Nunca tuvo una pose. A pesar de que en el 98 eran una banda que estaba en su cumbre y yo tenía 18 años cuando los abrimos. El se acuerda de ese show y un poco de mí. Pero fue en el 2003 cuando nos hicimos bastante amigos; en Perú, en el A.N.I.M.A.L fest. Ahí los dos sentimos que teníamos mucha química al conversar y que nos identificábamos el uno con el otro. Después de eso nos empezamos a escribir y ya hemos hablado miles de veces por teléfono.
Aparte del vínculo de amistad, él es una persona muy talentosa, muy abierta, que oye mucho de lo que nosotros queremos. No es un productor cerrado que te dice las cosas son así, y así se quedan. Yo que he producido discos de bandas nacionales, he aprendido un montón, ha sido para mí un curso de producción.
Musicalmente nos ha enseñado como grabar y alcanzar un sonido increíble con cosas mucho más básicas de lo que yo pensaba; porque a veces la gente cree que es algo muy escondido y rebuscado el cómo graba Chimaira, Fear Factory o Slipknot. Pero cuando viene una persona que ha estado con gente de Biohazard, en los repasos de Soulfly y de gira con Brujería y te dice las cosas como son en realidad: que no son tan grandes como las pintan, que en realidad el rock es un show y que nosotros los fans muchas veces nos dejamos impresionar.
Es súper interesante trabajar con una persona que tiene tanta cancha y tanto tiempo en la movida. Así como esta sentado ahorita aquí, estuvo sentado en Indigo Ranch junto a Max Cavalera. Y tú le ves es un tipo fresco, que desde que ha llegado a estado con la misma ropa; que no tiene ninguna complicación: se resfrió y no le importo, nunca esta de mal genio. Un tipo que en los momentos de la producción que hemos estado súper presionados, nos ha sacado para adelante dando mucho apoyo. Es súper cómodo trabajar con él porque nunca se quiere ir, nunca esta cansado, nunca tiene frió, nunca tiene hambre y lo único que dice es: “esta increíble, esta increíble”. Entonces imagínate, es Andrés Giménez y encima más te esta diciendo que esta bien.

Muscaria4Todos los acontecimientos que viviste dentro de los 3 años en que la banda estuvo detenida seguramente se vieron reflejados en las letras de los nuevos temas. Háblanos sobre ellas.

El disco en general tiene mucha madurez lírica. Se habla de la familia, como en el tema ‘Eres o no eres’, al comienzo, oyes que digo que esa canción se la dedico a mi familia tengan o no tengan mi sangre. Hay otro tema que se llama ‘Como la familia, nadie’, que es totalmente directo. En ella hablo de que hay que aprender a reconocer que la familia nunca te va a dejar caer y que siempre estará ahí. En este disco quiero agradecerles a mis padres y mi familia, por eso les dedico esas canciones.
El disco también tiene una  alta dosis de rabia. Hay muchos temas que son una respuesta a toda la gente que se paso cuatro años diciendo miles de cosas de Muscaria. Son canciones que les dicen que su opinión en realidad no me va a parar, que el hardcore esta tatuado en mi corazón y por más de que hablen, por más de que se revuelquen y les haya dolido que salimos en MTV, a mi eso no me afecta y he seguido y seguiré con Muscaria.
En el disco también hay un alto grado de positivismo. ‘Perdura’ es una canción que habla mucho de perseguir un objetivo. En una parte de la letra hago una analogía: cuadra la mira, tus sueños son la presa que casaras, que representa perfectamente lo que quiere decir la canción en cuanto a lo que es para Muscaria perdurar.
‘Mantente en pie’, la hice acordándome en lo que fue para mí pasar dolores de cabeza por oír monitoreos muy fuertes, el no aprender a cantar y estar escupiendo sangre. Gracias a Dios eso ahora no me pasa porque ya he aprendió, pero hace cinco o seis años escupía sangre para gritar. Antes, para grabar los discos me daba unos mareos y me explotaba la cabeza, y a pesar de eso grababa los discos sintiéndome pésimo entonces ‘Mantente en pie’ es una canción que habla mucho de eso y de cómo Muscaria busca crecer  personalmente, y vencer. La canción dice: Mantente en pie, para vencer.
“Guerra dentro de mi” es una canción que habla mucho del enemigo que todos tenemos dentro, habla de la lucha que tiene uno muchas veces contra la depresión o contra una situación crítica.  Entonces, el disco tiene un alto grado de positivismo, de rabia, y  tiene mucha espiritualidad. Un orgullo muy  quiteño de tener a la virgen tatuada, de creer en Cristo y creer que todo lo que me esta pasando no es producto de una coincidencia, sino que son 15 años de haber luchado.

De hecho estar con Andrés Giménez, es una recompensa para mis 15 años de haberme sacado la madre. El disco tiene todos esos aspectos en las letras, y estoy súper feliz porque nunca había podida plasmar tan bien lo que era la idea de hardcore en un disco, que en realidad el hardcore es eso, es una rabia que te empuja para adelante.

Por: Darío Granja